Comunidades adyacentes a las ACR pueden iniciar el reconocimiento de sus organizaciones locales para vigilancia de sus recursos

Experiencia única en el Perú enmarcada en modelo de Co-Gestión impulsada por gobierno regional de Loreto

Comité de Gestión de ACR Tamshiyacu Tahuayo

 

 

En un acto sin precedentes, y después de años de trabajo conjunto entre el Gobierno Regional de Loreto, las comunidades y sus comités de gestión, así como organizaciones aliadas; mediante resolución gerencial regional N° 007-2017-GRL-GGR-ARA LORETO, se aprobó la directiva de órgano N°001-2017-ARA, que estipula las normas que orientan el reconocimiento de las organizaciones locales de vigilancia, así como las principales atribuciones de éstas en el control y vigilancia de los recursos forestales y de fauna silvestre en las áreas de conservación regional (ACR) y sus zonas adyacentes (zonas de influencia o amortiguamiento).

La aprobación de esta directiva sienta un antecedente que fortalece el modelo de co-gestión que Loreto tiene para administrar las ACR, modelo que se aplica gracias a las experiencias e iniciativas de la población local; es el reconocimiento por parte del Gobierno Regional de Loreto de la labor que realizan desde hace muchos años y de manera voluntaria, las comunidades nativas, campesinas y ribereñas, al conservar y proteger los recursos naturales que existen en las ACR y en sus zonas adyacentes.

Este reconocimiento de las organizaciones, es un trabajo que DAR ha venido apoyando con propuestas y aportes técnicos y legales. Asimismo, se sumaron a este trabajo en conjunto con el GORE Loreto, en pos de fortalecer aún más este proceso, organizaciones como NCI, WCS, SPDA, CEDIA e IBC.

De otro lado, cabe precisar que, el interés de estas comunidades de conservar sus recursos ha sido un factor importante para que el GORE Loreto establezca Áreas de Conservación Regional - ACR en zonas aledañas a sus territorios comunales, siendo esto una fortaleza para la conservación, control y vigilancia de los recursos naturales.

Actualmente, en el ámbito de las cuatro áreas de conservación de Loreto, existen más de 30 comunidades organizadas legítimamente, las cuales contribuyen a la gestión de las ACR, y con este reconocimiento sus acciones contarán con respaldo legal por parte del Estado.

Es preciso mencionar, que el reconocimiento de las organizaciones locales de vigilancia es una experiencia única en el Perú y se enmarca en el modelo de co-gestión impulsado por el GORE Loreto desde hace muchos años.