Avances y retos en la participación indígena en la gestión forestal

Escribe: Isabel Gonzales Icaza.

Hace unas semanas se aprobaron cuatro Reglamentos Forestales y de Fauna Silvestre, entre ellos el Reglamento para la Gestión Forestal y de Fauna Silvestre en Comunidades Nativas y Comunidades Campesinas. Esta norma evidencia avances importantes en materia de participación y reconocimiento indígena en la gestión forestal, algunos de ellos acordados durante el proceso de consulta previa.

Este reglamento considera la participación indígena en distintas instancias, entre ellas en el Consejo Directivo del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) –máximo órgano a cargo de establecer objetivos, política y dirección institucional–, en la Comisión Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Conafor) –comisión de alto nivel del SERFOR en materia de participación, consulta e intercambio de información sobre la política nacional forestal y de fauna silvestre– y en el Sistema Nacional de Información Forestal y de Fauna Silvestre, reconociendo al actor indígena como productor y usuario de la información generada.

También toma en cuenta las formas de organización comunal encargadas del monitoreo, vigilancia y control de recursos del bosque al interior de las comunidades. Dicho reconocimiento por las autoridades regionales forestales como comités de vigilancia permitiría ejercer funciones como custodios forestales, lo que podría facilitar la articulación, coordinación y efectividad en la gestión de los recursos del bosque.

A solicitud de las comunidades, se crearán Unidades Técnicas de Manejo Forestal Comunitario –instancias adscritas a la estructura de los gobiernos regionales– con el fin de brindar atención adecuada a las comunidades nativas y campesinas; esto contribuirá a la reducción de conflictos y en la gestión sostenible del bosque.

Sin embargo, para implementar la norma se requiere una ruta clara con pasos a seguir, que incluya la formulación de normas complementarias con participación de las autoridades regionales, cambios en las estructuras organizativas y funcionales de dichas autoridades, así como estrategias y oportunidades de financiamiento existentes, considerando la importancia del actor indígena en los bosques.

Columna Amazonía y Buen Gobierno publicada en Diario Uno el martes 20 de octubre de 2015.