¿Cómo vamos en transparencia?

Escribe: Aída Gamboa.

Diversas organizaciones de la sociedad civil monitorean los instrumentos de transparencia y acceso a la información de las instituciones públicas a nivel nacional y regional. Esto ayuda a la vigilancia ciudadana para que la población pueda tener más canales de acceso a información importante en control del Estado.

Del seguimiento realizado por Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR) a 19 instituciones públicas del sector minero-energético sobre el cumplimiento en la publicación de información, en sus portales de transparencia estándar (PTE), éstas obtuvieron en promedio 88.5%. Reconocido el incremento de la publicidad de un 28% en promedio, ya que a julio de 2013 fue 60.5%, pero solo refleja lo mínimo obligatorio por la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública (Ley N° 27806). Por ello, es importante que las instituciones publiquen más información sobre sus funciones y cuenten con mecanismos de acceso a la información interculturales para poblaciones afectadas por proyectos extractivos.

Otro resultado importante, es que el Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (SENACE) obtuvo 53% de cumplimiento en su PTE (segundo trimestre 2015). Situación que debería cambiar, pues será la autoridad encargada de revisar los instrumentos de gestión ambiental, como los estudios de impacto ambiental (EIA), informes técnicos sustentatorios (ITS), entre otros.

¿Por qué la recomendación? En un año se han presentado 11 ITS para modificar el trazo del Gasoducto Sur Peruano (GSP), durante las operaciones a cargo de la concesionaria integrada por Odebrecht y Enagás. Los ITS aparecieron el año 2013, con el D. S. N° 054-2013-PCM, los cuales no requieren de procesos de consulta, participación ni transparencia, pues son considerados un trámite administrativo y se realizarían, aparentemente, para cambios no significativos. Por ejemplo, el Gobierno Regional del Cusco a la fecha no tiene conocimiento sobre los ITS y las modificatorias en el GSP.

La población y los gobiernos regionales necesitan conocer de los cambios realizados en un proyecto que les atañe directamente, para generar confianza y evitar potenciales conflictos sociales. Solo con diálogo e información oportuna se previenen conflictos.

Columna Amazonía y Buen Gobierno publicada en Diario Uno el viernes 18 de diciembre de 2015.