Futuro incierto de las energías renovables en Perú

Escribe: Diego Saavedra Celestino.

El presidente Humala declaró, recientemente, que el Ministerio de Energía y Minas (Minem) está revisando y adecuando sus normas para poder exportar energía en breve. Por ello, el Gobierno ha aprobado una serie de normas que facilitan la generación eléctrica como los decretos legislativos 1207, 1208 y 1221.

Para tener una idea de cómo será nuestro futuro energético debemos saber que el D. L. N° 1221 cambia el art. 25 de la Ley de Concesiones Eléctricas, eliminando la excepción de requisitos respecto a la generación con recursos energéticos renovables (RER) menores a 20 MW. Es decir, los RER no convencionales –como la energía eólica, solar, geotérmica, entre otras– deberán cumplir ahora con los mismos requisitos que cualquier otra fuente de generación.

Con una tecnología aún cara, y en un mercado reducido con poca participación, esta norma le hace poco favor a la promoción de las energías renovables. Además, al revisar los datos del propio Minem, se evidencia la dependencia en solo dos fuentes de generación: la hidroeléctrica y el gas; con sobreexpectativas en este último.

El mensaje de que existen “importantes reservas” de gas no termina de cuajar. Las actividades de exploración en los últimos 10 años aún no evidencian el gran potencial que tanto se auspicia.Dependemos solo de Camisea, lo cual genera incertidumbre.

Recordemos que Perú se comprometió a que el 5% de la matriz energética a 2013, sea abastecida por energías renovablesno convencionales. Pero a este año, solo llegamos a 2%.Comparando con las aspiraciones de otros países como Brasil –que buscan alcanzar un 25%–, nuestra expectativa resulta ínfima. Asimismo, las últimas normas y mensajes de las autoridades muestran claramente que la apuesta va en una sola vía: hidroeléctricas.

La precariedad de nuestras políticas de planificación estratégica en el campo energético nos pasa factura. No se identifican e implementan mecanismos reales de diversificación tecnológica. No se generan incentivos concretos para aumentar la participación de los RER no convencionales en nuestra matriz. En un escenario de cambio climático acelerado, no diversificar y escoger el camino de corto plazo es peligrosos para nuestro futuro.

Columna Amazonía y Buen Gobierno publicada en Diario Uno, el martes 17 de noviembre de 2015.