¿Es posible incentivar el cultivo de palma aceitera sin afectar los bosques?

Escribe: Greta Román Clemente.

Son numerosos los artículos en los que mencionan a la palma aceitera como uno de los principales monocultivos del mundo relacionados con impactos ambientales y sociales negativos como son la deforestación, emisiones de gases de efecto invernadero, contaminación de suelos y fuentes de agua por el uso de fertilizantes y agroquímicos que terminan afectando a las poblaciones locales y trayendo consigo conflictos sociales, entre otros.

En el Perú se viene incentivando la política de promoción del cultivo de la palma aceitera. Frente a este escenario el Estado debería coordinar con los diferentes sectores involucrados y generar mayor discusión sobre este tema, analizando la posibilidad de implementar estrategias para que estos cultivos no afecten a los bosques; sino, por el contrario, que se protejan junto con las tierras de aptitud forestal.

Este proceso se debe realizar de manera transparente y tener toda la apertura de las instituciones públicas para que se realicen mesas de trabajo multisectoriales sobre la palma aceitera, permitiendo recoger los aportes de los diferentes actores involucrados como son las instituciones académicas, sociedad civil, pueblos indígenas, entre otros, ya que son los usuarios del bosque.

Solo aperturándose el diálogo se podrá explorar distintos mecanismos que busquen la sostenibilidad ambiental del cultivo de palma aceitera, tales como contar con mapas de Capacidad de Uso Mayor de la Tierra para este cultivo y fomentar el uso de estos mapas en los procesos de Zonificación Agroecológica (ZAE) y Zonificación Ecológica-Económica (ZEE) que se vienen desarrollando.

Así también que la producción de palma aceitera de nuestro país tenga algún tipo de certificación internacional que nos asegure que provienen de fuentes sostenibles; esto acompañado con la identificación de las áreas donde este cultivo pueda desarrollarse, tomando en consideración las restricciones ecológicas como ZAE y ZEE, así como las bases legales que impidan el cambio de uso de suelo forestal a agrícola y se brinde los soportes técnicos e incentivos financieros a los productores de palma.

Columna Amazonía y Buen Gobierno publicada en Diario Uno el miércoles 7 de octubre de 2015.