Planificación y gestión ambiental de los recursos hídricos

Escribe: Sandra Mosqueira.

Cuando una persona planifica sus acciones a futuro, generalmente crea escenarios óptimos y pésimos, utiliza toda la información existente y actualizada para determinar qué esperar si sus planes son exitosos o fallan, así puede crear planes de contingencia para escenarios desfavorables. Estas acciones realiza el Ministerio de Economía y Finanzas para predecir el comportamiento de las finanzas nacionales.

De igual manera, la gestión ambiental de los recursos hídricos debería planificar sus acciones para los próximos años, las cuales implican: el permiso de uso del agua en actividades económicas (energéticas, minería o agricultura) y las necesidades de consumo de la población. Pero, la falta de información de los cuerpos de agua (ríos, lagunas, etc.) y su riqueza biológica -como especies marinas únicas que habitan en un cuerpo de agua específico-, no permiten que las decisiones tomadas sean 100% confiables.

Por ello, las autoridades nacionales deben de priorizar el levantamiento de esa información, es decir, el detalle de la riqueza hidrobiológica, las poblaciones que dependen de ella y su aproximación cultural (cosmovisión), esto es importante si se quiere tener inversiones social y ambientalmente sostenibles.

Es fundamental que el Estado tenga esta información de primera mano, más aun cuando las empresas pueden exigir la Certificación Ambiental Global al Servicio Nacional de Certificación Ambiental (SENACE), encargada de brindar los títulos habilitantes, según la Ley N° 30327, que incluirían el uso del agua y el vertimiento de agua residual tratada. ¿Cómo el SENACE planificará la gestión ambiental con información incompleta? ¿Cuenta la Autoridad Nacional del Agua (ANA) con información actualizada del recurso hídrico?

La importancia de la planificación recae en la posibilidad de poder enfrentar los peores escenarios con respecto a la gestión del agua, la planificación a largo plazo implica conocer los recursos hídricos. La mejora de la gestión ambiental solo se logrará con un esfuerzo para identificar los cuerpos de agua para poder preservar la vida acuática y el consumo de la población a futuro. Además, evitará conflictos socio-ambientales, recordemos que el agua es llamado el oro del futuro.

Columna Amazonía y Buen Gobierno publicada en Diario Uno el jueves 9 de julio de 2015.