El cambio climático en el Perú: Desafíos para cumplir con el Acuerdo de París

  • El Día de la Tierra concentró su principal celebración en Nueva York
  • 171 países firman el Acuerdo de París.

LIMA, 22 de abril, 2016.-  Luego de más de cuatro meses de haberse aprobado en la capital francesa el acuerdo climático global más importante desde el Protocolo de Kioto; las Partes se reunieron nuevamente en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con la finalidad de firmar el Acuerdo de París y ratificar así la voluntad  política  mostrada al final de las negociaciones producto de la COP21, buscando declararle la guerra al cambio climático con acciones claras, concretas y significativas.

El texto adoptado podrá ser ratificado durante un año y para que sea efectivo será necesaria la ratificación de 55 países que representen al menos el 55% de las emisiones globales de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

La firma del Acuerdo marcará el punto de partida de ese largo camino gestado por los gobiernos parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC), que deben hoy generar un tránsito rápido entre el discurso y la práctica que permita mantener la temperatura promedio global por debajo de los 2 °C.

Desafío Clima, Perú: La transformación de los bosques y el financiamiento climático

El presidente Ollanta Humala formó parte también del grupo de mandatarios que participó de la firma del histórico Acuerdo. Esta firma representa una renovación del compromiso asumido, así como nuevos retos que, como país, debemos enfrentar en este largo camino enmarcado en el principio de no retroceso.

Créditos: Agencia EFE

El nuevo acuerdo establece que las INDC[1] deben representar una progresión de la ambición en el tiempo; además el Panel Intergubernamental contra el Cambio Climático (IPCC), por mandato de la Convención, preparará un informe especial durante el 2016 sobre las opciones de reducción de GEI.

Uno de los principales aspectos a tomar en cuenta es la cantidad de recursos financieros destinados a luchar contra el cambio climático que han llegado al Perú producto de la cooperación internacional. Un análisis de DAR revela que casi la mitad estos recursos (49%) se orientan a proyectos de mitigación, mientras que el 32% se orienta a atender proyectos de adaptación[2]. Asimismo, el 18% del financiamiento se orienta a ambos tipos de acciones (adaptación y mitigación) enfatizando el fortalecimiento de capacidades y la generación de institucionalidad para políticas de cambio climático.

La tendencia observada es contraria a las prioridades que debiera tener el país: Perú es el tercer país más vulnerable al cambio climático; sin embargo, sólo se destina la tercera parte de los fondos climáticos internacionales que recibe para enfrentar sus impactos (adaptación). Otras medidas urgentes a tomar en cuenta son reorganizar la normativa relativa a la titulación de predios rurales en la Amazonía (el otorgamiento de títulos para actividades agropecuarios es la principal causa de deforestación en el Perú) y seguir mejorando nuestra capacidad de ejecución del financiamiento climático.

Todos estos aspectos serán analizados este martes 26 de abril desde las 5:30 p.m. en el evento “Cambio Climático y transformación de los bosques: Desafíos para los Gobiernos Regionales tras el Acuerdo de París”, el mismo que se realizará en el Sonesta Hotel El Olivar, ubicado en Calle Pancho Fierro 194, San Isidro.


[1] Contribuciones Nacionales Previstas y Determinadas.
[2] La adaptación es la capacidad de un territorio de ajustarse al cambio climático (fenómenos extremos, cambios climáticos) a fin de moderar los daños potenciales, aprovechar las consecuencias positivas, o soportar las consecuencias negativas, mientras que la mitigación hace referencia a las políticas, tecnologías y medidas tendientes a limitar y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero