Elaboración y consulta pública: Reporte de cumplimiento de los avances de la DCI al 2017

Foto: Mónica Posada

Durante el mes de octubre último, el PNCBMCC puso a consideración, a través de su página web, dos propuestas de documentos para ser enviados a Noruega, a través de la Iniciativa Internacional sobre los Bosques y el Clima (NICFI). El primero de ellos se refiere al “Reporte de cumplimiento de los avances de la DCI al 2017”. El objetivo de este reporte es el de informar en torno a los avances desarrollados para la Fase I, entre otros procesos seguidos, y sinergias generadas para el cumplimiento de los propósitos de la mencionada Declaración.

La entrega de este documento, así como la del segundo referido al Plan de Implementación de la Fase II, resultan siendo claves con miras a la realización de un próximo desembolso de US$ 10 millones. El proceso de consulta pública de ambos documentos para el envío de aportes y comentarios se llevó a cabo del 11 al 25 de octubre del presente.

Por otro lado, el Grupo REDD+ participó el día 24 de octubre de una reunión de trabajo convocada por el PNCBMCC en relación al “Reporte de Cumplimiento de los Avances de la DCI al 2017” y al “Plan de Implementación de la Fase II de la DCI” con la finalidad recoger aportes sobre los mismos. Asimismo, desde DAR atendimos el formato de comentarios y/o sugerencias. A continuación algunos de los aportes remitidos a través del formato propuesto:

  • En el documento se indica que se compartirá información sobre los avances en las cinco actividades REDD+ que incluye la implementación de la Estrategia Nacional sobre Bosques y Cambio Climático (ENBCC) y los avances para la Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación forestal, incluyendo la conservación de las reservas de carbono forestal, el manejo forestal sostenible y el incremento de las reservas de carbono forestal (REDD+); sin embargo, esto no se desarrolla a lo largo del mismo.
  • Se menciona, a manera de ejemplos, avances en el marco de la gobernanza forestal como la reglamentación de la Ley Forestal y de Fauna Silvestre (LFFS) e implementación del Sistema Nacional de Información Forestal y de Fauna Silvestre, la presentación de las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC por sus siglas en inglés), el progreso del Programa de Inversión Forestal (FIP por sus siglas en inglés) y el Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF por sus siglas en inglés); asimismo, se debe mencionar también la instalación del Consejo Directivo del Serfor, ya que es un avance significativo en el fortalecimiento de la gobernanza forestal.
  • En el marco del contexto de la DCI, en el apartado referido a gobernanza, se menciona que la estructura de la gobernanza propuesta para la DCI estará compuesta por el Grupo Consultivo Conjunto (en adelante, el “GCC”), el Grupo de Coordinación Intergubernamental (en adelante, el “GCI”), el Grupo de Trabajo Interdisciplinario (en adelante, el “GTI”) y la Secretaría Técnica, la cual estará a cargo del Programa Bosques. Estos grupos se encargarán, de acuerdo con sus funciones, de la implementación y el cumplimiento de los objetivos de la DCI en cada fase. Dentro de esta estructura de participación para el desarrollo e implementación de la DCI, debería identificarse quiénes (sectores por ejemplo) serán parte de los diferentes grupos.
  • Al mencionar la labor que viene desempeñando el PNCBMCC como conductor de la DCI, se menciona el objetivo de conservación de los 54 millones de hectáreas de bosques tropicales. Este dato debería poner un pie de nota que indique que la cifra de 54 millones de hectáreas corresponde a lo establecido en el Decreto Supremo N° 008-2010-MINAM y ratificado en el Plan Nacional de Acción Ambiental (PLANAA).
  • Respecto al diseño del SIS REDD+ (registro de cómo el Perú está abordando y respetando las Salvaguardas de Cancún para REDD+), el MINAM a través de la DGCCD ha avanzado en la recolección de las expectativas y experiencias de los diferentes actores, así como en analizar los arreglos institucionales que serán necesarios desarrollar para su construcción. Habría que considerar que esto último no forma parte de los documentos enviados a Noruega como parte de la Hoja de Ruta de Salvaguardas.
  • En el documento se menciona que el desarrollo del SIS REDD+ cuenta con una Hoja de Ruta. Si bien es cierto existe una hoja de ruta, esta es para las salvaguardas en general. Luego se indica que esta hoja de ruta estaría en discusión; sin embargo, la hoja de ruta de salvaguardas REDD+ ya fue enviada a Noruega como avance de la Fase I de la DCI y no se tiene conocimiento sobre el proceso de discusión sobre una hoja de ruta específica para el SIS.
  • En el marco de los avances REDD+ se hace referencia a la aprobación de la norma que crea el Registro Nacional REDD+, el cual muestra el desempeño del país y el reconocimiento de reducciones de emisiones por bioma, región, iniciativas privadas, entre otros. Asimismo, que este registro asegura la transparencia de la información y el adecuado reporte de la reducción de emisiones, elemento fundamental este último para acceder a pagos basados en resultados de REDD+, así como una adecuada distribución de beneficios de REDD+. Si bien es cierto existe la norma, la página web con Registro Nacional REDD+, que incluía iniciativas subnacionales, fue dado de baja a principios del año debido a que el Minam –de acuerdo a lo mencionado en diferentes reuniones– estaría actualmente actualizando los criterios establecidos en la norma para el registro nacional REDD+.
  • En relación a establecer los instrumentos clave para la aplicación de la nueva LFFS, en el Reglamento para la Gestión Forestal se han normado aquellos actos administrativos para el retiro de la cobertura forestal que permite tener un panorama completo de los pasos, requisitos y procedimientos que se deben realizar para el mencionado retiro. Sin embargo, si bien es cierto los procesos y requisitos están establecidos, no hay claridad con respecto al orden de los pasos que se deben tomar para procedimientos como el cambio de uso de suelo para fines agropecuarios en tierras del Estado. Esto todavía está siendo trabajado por las entidades competentes[1].
  • En la Matriz Entregable B “Diseñar e implementar un mecanismo de financiamiento” se indica que esta meta está cumplida. Sin embargo, solo se ha definido el mecanismo financiero interino (que aún no es implementado). Para el mecanismo financiero solo se tiene una hoja de ruta que, entre otras cosas, no indica dónde y cómo se involucrará a los actores no gubernamentales en la estructura de gobernanza del mecanismo. Lo mismo sucede con el mecanismo financiero interino, que menciona que se involucrará al GCI, pero que no incluye a actores no gubernamentales. Cabe mencionar que el mecanismo financiero permanente no estaba disponible en la página web del PNCBMCC hasta hace poco, y hasta ahora no se ha socializado o discutido con la sociedad civil.
  • En la Matriz Entregable E “Definir el nivel de referencia de emisiones forestales / nivel de referencia forestal” es importante recalcar que el Nivel de Referencia de Emisiones Forestales se ha elaborado solo para el bioma amazónico, quedando pendiente los biomas sierra y costa.
  • En la Matriz Entregable F “Establecer un sistema para monitorear, informar y garantizar las salvaguardas de REDD+”, la meta indica que se debe hacer público un primer resumen de información de salvaguardas y se debe haber implementado el SIS; a la fecha ninguno de los dos medios de verificación se encuentran listos, por lo que esta meta no puede considerarse completa. Si bien es cierto la hoja de ruta de salvaguardas es un avance importante, se debe tener en cuenta que existe la necesidad de impulsar la implementación de las salvaguardas REDD+ en el país.

Notas

[1] DAR (2017). Trámites que impactan en los bosques: Procedimientos agropecuarios en tierras de dominio público con bosques y cómo reducir sus impactos. Lima: DAR, 2017. 56 pp.