Investigación demuestra que contaminación petrolera en Lote 8x causa impactos graves en la RN Pacaya Samiria

Lima, miércoles 04 de noviembre de 2015.- Mañana serán presentados públicamente en Iquitos los hallazgos de una reciente investigación de la Universidad Autónoma de Barcelona sobre los impactos generados por la actividad petrolera en la Reserva Nacional Pacaya Samiria - RNPS, en el marco del proyecto Ordenamiento Territorial y Áreas Naturales Protegidas, ejecutado por Derecho, Ambiente y Recursos Naturales - DAR, con el apoyo de Gordon and Betty Moore Foundation.

El estudio busca entender el impacto causado por los vertidos de hidrocarburos y aguas de formación a lo largo del periodo de operaciones petroleras en la RNPS, para lo cual se analizó la información de 565 muestras de agua y suelo correspondiente al periodo 1994-2015, provenientes de reportes públicos y privados, teniendo en consideración los límites legales vigentes. Los investigadores utilizaron además, técnicas de teledetección para analizar si las operaciones petroleras habrían producido la disminución de la productividad primaria, así como el incremento de la mortalidad arbórea y deforestación entre los años 1984 y 2015 en la zona.

Los análisis realizados confirmaron que aún existen elevadas concentraciones de compuestos petrogénicos debido a la contaminación petrolera en la Reserva Nacional Pacaya Samiria, significando graves riesgos para la salud humana y para las poblaciones de flora y fauna silvestre, principales recursos de consumo de la población local cercana al ANP. Los resultados del estudio serán presentados públicamente a la sociedad loretana por el Dr Martí Orta el jueves 5 de noviembre en el Hotel Victoria Regia de la ciudad de Iquitos, a partir de las 9:00 am.

Sobre la Reserva Nacional Paya Samiria

El 72% de las áreas naturales protegidas de Loreto tienen concesiones de hidrocarburos superpuestos, entre ellas la Reserva Nacional Pacaya Samiria (RNPS), una de las zonas con más alto valor de conservación biológico, cultural y paisajístico de la región. Además, es mundialmente reconocido como un sitio Ramsar por tener importantes ecosistemas de humedales. Un importante número de pobladores locales aprovechan sus recursos naturales tanto para consumo directo como para generar sus ingresos económicos.

En los años 1970s se iniciaron las actividades petroleras en la zona (lote 8x), de manera previa al establecimiento de la Reserva Nacional en 1982. Este lote, administrado inicialmente por PetroPeru y posteriormente por Pluspetrol, ha estado superpuesto con la RNPS por más de 20 años de operaciones.

En el 2008, se estableció en el reglamento de protección de hidrocarburos (aprobado mediante Decreto Supremo N° 002-2008-MINAM) la reinyección de las aguas de producción que contienen grandes concentraciones de cloruros, hidrocarburos aromáticos y metales pesados como plomo, cadmio o mercurio, entre otros, y que antes se vertían directamente a los ríos y quebradas.

En 2013, como resultado de inspecciones de la zona por parte de las autoridades competentes, a instancia de las organizaciones indígenas, el gobierno peruano declaró el estado de emergencia ambiental en las cuencas de los ríos Pastaza (RM N° 094-2013-MINAM), Corrientes (RM N° 263-2013- MINAM), Tigre (RM N° 370-2013-MINAM) y Marañón (RM N° 136-2014-MINAM), está última en la cuenta donde se encuentra ubicada el área natural protegida.

Agradecemos su difusión.

Síganos en Twitter: @ONGDAR / Búscanos en Facebook: PERU DAR