MINEM desaprueba Proyecto de Línea de Transmisión Moyobamba – Iquitos

  • Organizaciones indígenas venían mostrando su desacuerdo con el proyecto debido a los impactos ambientales que podría traer a la amazonía.
  • 70 observaciones no absueltas al evaluar el EIA del proyecto determinaron la decisión del MINEM.

Lima, viernes 06 de mayo de 2016.- Este martes el MINEM desaprobó el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto “Línea de Transmisión 220 kV Moyobamba - Iquitos y subestaciones asociadas”, mediante RD N° 139-2016-MEM/DGAAE.

El proyecto se orientaba a la construcción y operación de una línea de transmisión que daría suministro eléctrico a zonas urbanas de Loreto, uniéndolo al sistema eléctrico interconectado nacional y hubiera cruzado por el territorio de diferentes comunidades nativas ubicadas en Loreto, aunque sin llevar electricidad directamente a estas zonas.

De las 131 observaciones al Estudio, 70 de ellas no fueron absueltas satisfactoriamente por la empresa Líneas de Transmisión Peruanas S.A.C, correspondiendo casi la tercera parte de las mismas a la Estrategia de Manejo Ambiental y Plan de Participación Ciudadana.

Las observaciones corresponden principalmente a no haberse realizado de manera adecuada la línea de base ambiental ni la delimitación del área de influencia del proyecto basada en el alcance de sus impactos ambientales directos e indirectos.

El MINEM, en su informe, resalta que dicha información es sustancial para poder identificar también los impactos acumulativos y sinérgicos del proyecto.

Por ello, indica que “lo señalado implicaría necesariamente que la Estrategia de Manejo Ambiental (Planes, Programas y medidas) propuesta por el Titular, no cumpliría con el objetivo de prevenir, minimizar y corregir adecuadamente los potenciales impactos negativos que la ejecución del proyecto pueda causar en el medio ambiente, al evidenciarse sesgos metodológicos que implican un análisis parcial de la información presentada”.

Cabe resaltar que la desaprobación del informe no limita a la empresa pueda presentar un nuevo EIA levantando las observaciones señaladas en el informe que acompaña la RD o presente algún recurso para apelar los resultados del informe.

Exigen Consulta Previa

El proyecto se hubiera ejecutado sin haber llevado a cabo el proceso de Consulta Previa requerido de acuerdo al Convenio 169 de la OIT, norma de máxima jerarquía en nuestro país, por lo que las comunidades manifestaron su rechazo a través de las organizaciones indígenas ORPIO, CORPI-SL y ONAMIAP.

Otra razón de este rechazo fueron las numerosas debilidades del proyecto, por ejemplo que no contaba con un estudio de factibilidad; que la información de la línea de base no era lo suficientemente clara como para saber si se desplazarían o reasentarían comunidades nativas y si habría una afectación a los humedales del Abanico del Pastaza, así como  la deforestación, posible migración desordenada y posibles actividades ilícita que podrían generarse como impactos indirectos del proyecto, entre otros.

Las organizaciones indígenas presentaron una demanda de amparo para que evite la vulneración de sus derechos interrumpiendo el avance del proyecto -que finalmente fue desestimada- e incluso una comunicación a la recientemente elegida Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre los Derechos de Pueblos Indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, en su última visita a Lima.