Informes técnicos sustentatorios ponen en riesgo el medio ambiente y alientan la conflictividad social

  • Informe de DAR alerta sobre los riesgos ambientales y sociales que causaría la modificación de los componentes de las operaciones extractivas a través de estos instrumentos.
  • En el marco del lanzamiento del primer Informe Sectorial Ambiental sobre fiscalización, es de urgente necesidad que el Ministerio del Ambiente evalúe los impactos sociales, ambientales y económicos de los “paquetazos ambientales”.

Los informes técnicos sustentatorios (ITS) son instrumentos creados en el marco del D. S. N° 054-2013-PCM, el primer “paquetazo ambiental”, con el propósito de facilitar las inversiones de las industrias extractivas y acelerar la economía del país. Pero, en la práctica los ITS ponen en riesgo el medio ambiente y alientan la conflictividad social, sostiene el  informe de DAR “De socavón a cielo abierto: los riesgos socioambientales de los informes técnicos sustentatorios”.

El informe alerta sobre cómo se implementan estos instrumentos de gestión ambiental complementarios. Los ITS tienen el propósito de dar conformidad a la modificación de los componentes de las operaciones de las empresas extractivas, siempre y cuando se cumpla el supuesto de que sus impactos ambientales no serán significativos. Esto en un plazo de 15 días hábiles, tiempo insuficiente para generar procesos de participación ciudadana.

Hasta el 28 de diciembre la conformidad de los informes técnicos sustentatorios estaban a cargo de las direcciones correspondientes del Ministerio de Energía y Minas (Minem). En la actualidad, recae en el Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (SENACE).

No obstante, este recurso ha sido utilizado por algunas empresas como un medio para esquivar los procedimientos formales que exigen la modificación del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) cuando se requieran cambios en los componentes de un proyecto, lo que implica nuevos estudios y la apertura de espacios de participación ciudadana.

Los ITS brindan un respaldo legal a operaciones que han puesto en riesgo el medio ambiente y generado potenciales conflictos sociales. Un ejemplo es el caso de la empresa Atacocha advertido recientemente por el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA). Según el oficio N° 457-2014-OEFA/DS-MIN, citado en el informe de DAR, en una supervisión especial realizada por el OEFA, a solicitud de la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental de Pasco, se halló que la Compañía Minera Atacocha cambió del método de explotación de socavón a minería de cielo abierto habiendo obtenido la conformidad del Minem mediante un ITS, poniendo en riesgo la salud de las poblaciones cercanas.

Casos como el mencionado no serían una excepción. Por el contrario, se trataría de una práctica cada vez más recurrente en un contexto donde los instrumentos de gestión ambiental han sido debilitados. Desde mayo de 2013 a noviembre de 2015 fueron declarados conformes 394 ITS en los sectores minería e hidrocarburos, siendo las principales beneficiados proyectos como el de Las Bambas que ha generado graves conflictos sociales.

En el marco del lanzamiento del primer Informe Sectorial del Ministerio del Ambiente sobre fiscalización, presentado el día de ayer, consideramos urgente que se evalúe los impactos sociales, ambientales y económicos de las normas destinadas a promover y facilitar las inversiones como el D. S. N° 054-2013-PCM, el D. S. N° 060-2013-PCM, la Ley N° 30230 y la Ley N°30327, los cuatro “paquetazos ambientales”.

Acceda al informe de DAR “De socavón a cielo abierto: los riesgos socioambientales de los Informes Técnicos Sustentatorios” aquí.

AGRADECEMOS SU DIFUSIÓN.