Nuevas actividades en Camisea vulnerarían los derechos de los pueblos indígenas aislados y en contacto inicial

La necesidad de obtener más gas está iimpulsando al Estado peruano a promover más inversiones en la cuenca de Bajo Urubamba y debilitar el marco legal de las Reservas Territoriales para indígenas en aislamiento voluntario y contacto inicial. Prueba de ello, es la aprobaciión de ampliación de las actividades de extracción de gas del Lote 88 y la propuesta de crear un nuevo lote en Fitzcarrald, ambas superpuuestas con la Reserva Territorial Kugapakori, Nahua, Nanti y otros (RTKNN), que generarían mayor presión sobre la población indígena aislada que habita esta Reserva.

http://www.dar.org.pe/archivos/noticia/no_290/np_170812_actividades_camisea_indigenas_aislados.pdf